El hombre y su temor por el futuro (7 de 10)

Por Oswaldo de Jesús Briceño Abreu, periodista ciudadano

La séptima amenaza potencial a la vida en el planeta es la siguiente: supervolcanes. ¿Qué es un supervolcán? Como su nombre lo indica, un supervolcán es un volcán mil veces más potente que uno común y corriente. Son sumamente peligrosos porque si uno de ellos hiciera erupción, el invierno volcánico posterior a esta ocasionaría un clima en la Tierra imposible para la vida humana; ya que, al hacer erupción uno de estos gigantes, se formaría una tormenta de ceniza descomunal sumamente cargada de ácido sulfúrico extremadamente perjudicial para el organismo humano que se esparciría por todo el planeta y evitaría el paso de los rayos del Sol, cambiando drásticamente el clima terrestre.

Cientos de millones de años atrás –así lo afirman los científicos–, enormes volcanes brotaron a través de la superficie terrestre en lo que hoy es Siberia, en Rusia, y su actividad, con el transcurso del tiempo, destruyó a casi todas las especies del planeta. Los reportajes indican que los supervolcanes no son muy comunes, y que es posible que se produzcan cada cincuenta mil años. Sin embargo, hay uno de 2.100 kilómetros cuadrados debajo del Parque Nacional de Yellowstone, en Estados Unidos, que parece que se está activando poco a poco. Si este o cualquier otro llegara a hacer erupción, enviaría a la atmósfera “más de un millón de kilómetros cúbicos de lava, nubes de gases de cloro y lluvia ácida”. Los científicos dicen que este supervolcán hizo erupción hace unos 600.000 años y que él entra en actividad justamente cada… 600.000 años.

Hay tanta preocupación en la comunidad científica mundial con este supervolcán que ya científicos de la NASA están trabajando para evitar que eso suceda; de hecho, están proponiendo perforar el volcán y penetrar en su núcleo unos 10 kilómetros. Luego, planean bombear cualquier cantidad de litros de agua a presión con la finalidad de enfriarlo, calmarlo y… ¡sorpresa!: utilizar esa fusión para producir electricidad. Briam Wilcox, del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en el Instituto de Tecnología de California, dice que Yellowstone “gotea” en este tiempo cerca de 6 gigavatios en calor (el gigavatio es una unidad de potencia equivalente a mil millones de vatios que se utiliza para medir potencias muy grandes). Si se diera lo de la perforación, esto se podría utilizar para la creación de una planta geotérmica que generaría electricidad a bajo precio. Claro, se dice que la inversión sería de unos 3.500 millones de dólares y que se necesitaría que científicos del mundo entero prestaran su apoyo. Dice el señor Wilcox algo muy interesante: “En ambos casos requiere que la comunidad científica invierta el poder de su mente, pero tiene que hacerlo ya”. Así lo leí recientemente en trome.pe, un sitio en Internet.

Se cree que hace unos 477 millones de años el norte de la península ibérica fue arrasado por un supervolcán que emitió más de 80.000 millones de toneladas de rocas a la atmósfera y 60.000 kilómetros cúbicos de cenizas, cenizas cuya cubierta abarcó unos 15.000 kilómetros cuadrados.


Hermosa erupción volcánica, prueba de la gran cantidad de energía que hay bajo la superficie de nuestro planeta. Foto: Internet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s