El hombre y su temor por el futuro (5 de 10)

Por Oswaldo de Jesús Briceño Abreu, periodista ciudadano

¡Qué cosas tiene esta vida!: corresponde esta semana escribir acerca de la quinta amenaza que la comunidad científica mundial tiene años vislumbrando en el horizonte para la existencia de la raza humana en el planeta Tierra –me refiero a una plaga mundial o a varias de estas–, justamente cuando los efectos de la pandemia del coronavirus han llegado acá, a Trujillo, la provincia venezolana en la que vivo. ¡Qué cosas tiene esta vida!

En la horrible Edad Media, la peste bubónica acabó con una cuarta parte de la población humana del continente europeo. En 1918, la gripe española segó por lo menos veintiún millones de vidas, aunque en los últimos años se ha dicho que la cifra real de muertos producto de esa fulminante enfermedad fue de cien millones, pues desde la India, país en el que hizo desastres dicha gripe, no llegaron informes confiables acerca de la cantidad de muertos que dejó allí. A.A. Hoehling, en el libro La gran epidemia, escribió que “jamás en la historia había sufrido el mundo los estragos de un asesino que matara a tantos seres humanos tan deprisa”.

Según el libro El conocimiento que lleva a vida eterna, para 1995 causaban estragos otras plagas. Para ese año, anualmente el cáncer estaba matando a 5 millones de personas, la diarrea a más de 3 millones de niños y 3 millones de personas morían de tuberculosis. La neumonía y otros problemas respiratorios acababan con 3 millones y medio de niños menores de cinco años. Y unos dos mil quinientos millones de personas padecían enfermedades causadas por la poca agua, o por la contaminación de esta, y por “instalaciones sanitarias deficientes”. Como ya lo dejé ver, estas cifras datan de hace unos 25 años atrás. Hoy, la situación es peor; a pesar de los avances en el campo de la medicina, la situación hoy es mucho peor. Con el sida está ocurriendo lo mismo. Hace unos días, el canal alemán DW hizo público un reporte que indicó que entre los warao, un pueblo aborigen que desde tiempos inmemoriales habita lo que hoy es el estado venezolano de Delta Amacuro, el sida causa actualmente estragos, pues, que se sepa, alrededor de doscientas cincuenta personas de esta etnia en esa provincia venezolana sufren por causa de dicha enfermedad. En la vecina Colombia, desde hace días el dengue está matando cualquier cantidad de personas. Y acá, en la misma Venezuela, desde hace bastante tiempo la fiebre amarilla, la tuberculosis y la neumonía se están llevando gente a la tumba.

Además, es tristemente interesante recordar que el diario venezolano Últimas Noticias, en su edición del viernes 17 de diciembre de 2004, publicó la noticia de que, en Ginebra, Klaus Stoehr, experto en gripe de la Organización Mundial de la Salud, advirtió de que alrededor del 20% de la población del mundo podría verse perjudicada por una ola de gripe aviaria que podría matar al 0.5% de ellas. Se dijo que existía la posibilidad de que esta ola de gripe pudiera extenderse en pocas semanas y convertirse en una pandemia. ¡Véase bien esto!: se anunciaron estas cosas hace poco más de 15 años atrás.

La periodista Rosa Gil dijo, a mediados de 2004, que diversos virus aparecieron en los años 80 del siglo 20 debido a que los seres humanos comenzaron a incursionar en territorios que antes se hallaban deshabitados. Es, quizá, lo que ha ocurrido con la fulminante enfermedad del ébola africano. No quiero ni pensar en lo que veríamos o experimentaríamos si un virus como el del ébola, u otro desconocido, se expandiera por la Tierra por vía aérea; o que los terroristas se valieran de la biotecnología, como lo dijo Rosa Gil en 2004 también, para modificar virus o para crear otros sumamente letales.

El coronavirus se extiende rápidamente por todo el planeta, haciendo recordar lo que en la Biblia se había anunciado hace casi dos milenios que ocurriría en la Tierra para el tiempo del fin. Foto: elsevier.com

DONACIONES

Queremos seguir trabajando en esta plataforma, necesitamos tu ayuda

$1.00

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s